Ultima Actualización: 22-09-2018 21:09:06

« Volver atrás Listar

El BITCOIN y la fatal arrogancia de los analistas

Imagen: El BITCOIN y la fatal arrogancia de los analistas

En la Lista de correo QUE HACER [que_hacer arroba googlegroups.com] han publicado un texto interesante sobre el uso de la criptomoneda. En ciertos aspectos tiene razón el amigo Isaías y comparto su pensar en otros no tanto en otro no estoy deacuerdo en lo absoluto. A continuación el texto:

Lo poco que he leído sobre el bitcoin de parte de algunos analistas venezolanos, incluyendo algunos académicos, revela una fatal arrogancia del tipo: tú no sabes de lo que estoy hablando porque sencillamente con tus conocimientos, incluso si eres economista, no lo puedes entender, déjame que te explique a ver si entiendes. En principio el error de uno estaría entonces en no tener la base teórica para entender que una criptomoneda no tiene que ver con los “cuentos de la cripta”, ni el hecho de que no tenga respaldo real ni regulación es un alerta de que algo puede salir muy mal con ella, ni que su “valor” se haya multiplicado por miles en poco tiempo no está relacionado con la formación de una burbuja especulativa, tan común en los mercados de activos financieros. Muy bien, me dije, entonces buscaré la ayuda de economistas que creo saben un poquito, pero son bastante humildes y sensatos en sus opiniones respecto a la economía; entienden que esta sigue siendo una ciencia en formación, con muchos aprendices de brujo pululando tras sus teorías, modelos, prácticas, políticas y predicciones. Elegí a dos: Joseph Stiglitz y Robert Shiller; no porque sean premios nobel de economía, sino porque los he leído a conciencia y considero tienen ideas sensatas sobre los temas de actualidad y sobre las controversias teóricas alrededor de la disciplina. Stiglitz se ha vuelto un duro combatiente contra los males del capitalismo y la globalización, especialmente en cuanto a los temas de las políticas restrictivas y asfixiantes y respecto al problema del aumento de la brecha de desigualdad económica. En el caso de Shiller, tengo el privilegio que brinda la internet y su generosidad de permitirlo, de recibir sus clases on line de economía financiera en la Universidad de Yale.



La opinión de Stiglitz sobre el bitcoin es, brevemente, la siguiente: "¿Por qué la gente quiere bitcoins? ¿Por qué la gente quiere una moneda alternativa? La verdadera razón por la cual la gente quiere una moneda alternativa es para participar en actividades viles: lavado de dinero, evasión fiscal. Lo que realmente deberíamos hacer es exigir la misma transparencia en las transacciones financieras con bitcoins que la que tenemos con los bancos. Si así se hiciera el mercado del bitcoin simplemente colapsaría."



Para Shiller "¿Cuáles son los mejores ejemplos ahora de exuberancia irracional o burbujas especulativas? El mejor ejemplo ahora es bitcoin y creo que eso tiene que ver con la historia de la criptomoneda. Lo he observado en mis estudiantes en Yale. Empiezas a hablar de bitcoin y se entusiasman de un momento a otro. Es un fenómeno que hay que abordarlo más desde la psicología o las ciencias humanas que desde la economía…La idea sobre la encriptación, el blockchain y los ledgers públicos es tan poderosa que los gobiernos no pueden detenerla. Es algo imposible de regular…En este contexto, el bitcoin da una sensación de poder, de que uno comprende lo que está sucediendo, que puede especular y hacerse rico porque comprende su funcionamiento."



Dadas estas opiniones tan poco alentadoras para los fans del bitcoin, alguno de estos analistas pudiera alegar que lo que estoy haciendo es cayendo en el sesgo de autoridad, consistente en citar una autoridad que opina sobre un ámbito en el que no es experto y uno da por válidas sus opiniones por esta razón de autoridad. Stiglitz y Shiller son economistas prestigiosos, pero no son expertos en criptomonedas, por lo cual pudieran muy bien no estar comprendiendo ciertos aspectos inherentes a las mismas.



Demos por válido este argumento y preguntémonos en qué son expertos. Stiglitz analizó un fenómeno que contradice un principio económico básico de que el funcionamiento de los mercados se basa en igualdad de condiciones para los agentes participantes en cuanto a la información que disponen para su toma de decisiones. En la realidad, imperan los mercados con información asimétrica, donde uno o varios de los agentes tienen más información que otro u otros. El caso clásico es la compra y venta de carros usados, donde es evidente que el vendedor del carro tiene más información acerca del estado del vehículo que la que pueda tener el comprador. Por su parte, Shiller predijo correctamente el desplome de la burbuja alrededor del índice de precios de la vivienda en Estados Unidos antes y durante el estallido de la crisis financiera del 2008. Ha sido un cuestionador de los modelos de los mercados eficientes, usados para estimar el precio de los activos y su rentabilidad, alegando que en el comportamiento de los mercados financieros entran en juego una serie de factores sicológicos y sociológicos que frecuentemente se soslayan, pero son determinantes de su tendencia volátil y en la formación de burbujas especulativas.



Uno puede darse cuenta perfectamente que las críticas y las alertas a la amenaza que representa el bitcoin para Stiglitz y Shiller, están fundamentadas precisamente en lo que son expertos. La falta de transparencia del bitcoin enmascara el hecho de que se trata de un mercado no regulado, donde prevalece la información asimétrica y hay unos agentes que tienen más información que otros. Aparentemente existe un agente, un tal Nakamoto, el supuesto creador del bitcoin y único con la información de origen, el código fuente, por decirlo en lenguaje informático. Hay pues una pirámide invertida de información que va bajando de más a menos información hasta llegar al agente que no tiene ninguna información, pero está entusiasmado con la posibilidad de hacerse rico con el bitcoin. Y su entusiasmo y expectativas, su “exuberancia irracional”, son proclives a generar, cuando se observa desde el agregado, la burbuja que marca la tendencia hacia el incremento exponencial del valor de la criptomoneda.


Pero supongamos que buscamos la prueba de un experto no teórico sino práctico, uno que se haya fajado por muchos años con el azar y la necesidad del mundo financiero. Digamos que seleccionamos uno cuyos conocimientos le hayan permitido defraudar el sistema e indaguemos que opina sobre el bitcoin. Elijamos a Jordan Belfort, el tramposo broker que paró un tiempo en la cárcel y que inspiró la película "El lobo de Wall Street". Para Belfort, el bitcoin puede tratarse de un fraude a la manera como en los años 70 y 80 algunas compañías levantaron fondos llamados blind pools (fondos ciegos) sin especificar en qué se gastarían dichos fondos. Al final los fondos no se gastaban y los recaudadores desaparecían con grandes sumas. La diferencia es que la burbuja asociada al incremento exponencial del valor del bitcoin, puede mantener altas las expectativas de rentabilidad, ocultando el verdadero riesgo, por mucho más tiempo, pero, por la misma razón, el fraude financiero probablemente será más grande y perjudicial que en ocasiones anteriores.


No es casualidad que en un país como Venezuela, con una economía altamente distorsionada, falta de transparencia y corrupción, donde circula dinero con poco respaldo y grandes expectativas de obtenerlo fácilmente, arbitrando los precios generados por el enorme diferencial cambiario, el entusiasmo de los agentes económicos por el bitcoin sea grande. El entusiasmo es tal que el gobierno, el cual ha alimentado con sus políticas por casi dos décadas esas mismas distorsiones, la falta de transparencia y la burbuja especulativa del mercado negro de divisas, quiere ahora tener su propia criptomoneda: el petro. Por cierto que manejaría esta criptomoneda aprovechando precisamente la ventaja de tener información asimétrica a su favor y siendo “regulada” por el propio gobierno. Mismo esquema que para el bitcoin, por lo cual del petro se obtendrían los mismos resultados indeseables. Lo malo es que, por la naturaleza y complejidad de los fenómenos económicos, es muy difícil predecir en qué momento se produciría el derrumbe. Y eso no hace otra cosa que estimular la fatal arrogancia de los analistas venezolanos que venden el bitcoin como el nuevo Dorado. Seguramente, a la calladita, también terminarán promoviendo el petro del gobierno. Los extremos casi siempre se tocan.

Este texto es copiado fiel de la lista [que_hacer arroba googlegroups.com]

  • 12-12-2017
  • Héctor A. Mantellini
  • 2806
  • Bitcoin
Anterior Siguiente

Donacion


Nube de Tags
  • agregado
  • aprovechando
  • argumento
  • brecha
  • desaparecian
  • dificil
  • distorsiones
  • eficientes
  • entusiasmo
  • falta
  • financiera
  • hecho
  • hiciera
  • imperan
  • indice
  • interesante
  • mantellini
  • misma
  • mundo
  • participar
  • precio
  • prueba
  • realidad
  • regular…en
  • sigue
  • sociologicos
  • sucediendo
  • teorias
  • terminaran
  • toma
  • tramposo
  • unico
  • unidos
  • venta
  • verdadera
  • viserproject
  • wall

Publicidad


moondash.jpg

Donacion



Categorías



Más Leidos

Diccionario de Términos


Grifo (faucet)

Una técnica que se utiliza cuando se inicia por primera vez un altcoin. Un número determinado de monedas son pre-minado, y entregado de forma gratuita, para animar a la gente a tomar interés en la moneda y comenzar su extracción a sí mismos.

Publicidad


1.jpg

Donacion


coin.viserproject.com
ViSerCoin
Caracas,Distrito Capital,Venezuela,1010